Whatsapp

Novedades / actividades

La ciudad de los árboles

Ubicada a 28km. de la Ciudad de Buenos Aires, es la ciudad cabecera del partido de Esteban Echeverría. Se la llama “ciudad de los árboles” debido a que crecía un bosque o monte de árboles nativos como ser los talas, los ombúes y el timbó..


Monte Grande: “La ciudad de los árboles”

El tala

Es un árbol de entre cuatro y hasta doce metros de altura, que además se puede encontrar en todo el continente americano. Su nombre científico es celtis tala, aunque también se lo puede hallar por su nombre anterior: celtis spinosa. Los guaraníes lo conocían con el nombre de ibirá yuazú. Este árbol crece en suelo seco o moderadamente húmedo, pero cuando el agua es escasa adquiere aspecto de arbusto.
Las características distintivas del tala son sus fuertes espinas, que llegan a medir 15 milímetros de largo, su densa ramificación y copa amplia. La densidad de sus ramas y follaje, permite que aniden en él diversas especies de aves autóctonas, por este motivo, es un elemento importante para sustentar el ecosistema de la región. Sus ramas principales son sinuosas y en general presenta un aspecto retorcido. El tala florece en primavera. Sus flores son de color verde amarillento y son bastante pequeñas, miden dos milímetros de diámetro. Es un árbol autopolinizante, es decir, puede fencundarse sin la ayuda de un organismo externo. Las flores masculinas crecen cerca de la base y las femeninas más alejadas. El tala puede en ocasiones tener flores hermafroditas, aunque no es lo más común. El tronco del tala mide entre 20 y 30 centímetros de diámetro y está formado por una madera medianamente dura, resistente, pesada, muy flexible y fácil de trabajar. En cuanto a su color, la albura (parte más joven del tronco en los últimos anillos de crecimiento) es de color blanco, y el duramen (la parte más hacia el centro y más fuerte) es castaño claro. Sus anillos se muestran bastante marcados.

CULTIVO Esta especie es aprovechada por la gente a partir de la recolección de ejemplares que crecen silvestres. Se la puede multiplicar a partir de semillas o, también, por esquejes.

El Ombú

Su nombre científico es Phytolacca dioica, es confundido en muchas ocasiones con un árbol, sin embargo, se trata de una planta herbácea. Es una especie de la familia de las fitolacáceas. El ombú crece de manera silvestre en la región de la llanura pampeana de Argentina.
Características distintivas Se trata de una hierba gigante. Su tronco es grueso y puede alcanzar una considerable altura – entre 10 y 15 metros – pero examinando más detenidamente, veremos que el tronco del ombú es de una consistencia muy ligera, no presenta los anillos interiores con los que cuentas los troncos de madera tradicional, en su interior. También el diámetro del tronco del ombú es importante y se destacan las raíces visibles. Las hojas del ombú se presentan de forma alterna, simples y su forma puede variar entre elípticas y ovaladas. Miden entre 5 y 13 centímetros de largo y 2 a 7 centímetros de ancho. Su base es redondeada y con un ápice acuminado y agudo. El color de la hoja es de un verde intenso, oscuro y bien lustroso, con el nervio central marcado y pecioladas. El pecíolo puede llegar a medir hasta 8 centímetros de longitud y presentan un porte caído. Puede ser caducifolio o mantener las hojas todo el año, dependiendo de la rigurosidad del invierno. Florece en primavera, exhibiendo flores dispuestas en pequeños racimos terminales, de color blanco. Es una planta dioica, por lo que presenta flores unisexuales. Por su parte, los frutos son bayas de color amarillento que se torna pardo en la madurez. En su interior están contenidas las semillas, de 3 milímetros de largo y color negro. Estos “árboles” crecen de forma aislada, no es común ver varios ejemplares creciendo unos cerca de otros
CUIDADOS DEL OMBÚ Esta planta no requiere de grandes cuidados. Un dato muy importante a tener en cuenta es que no sufre de plagas ni enfermedades, por ello debemos tener la precaución de no utilizar ningún tipo de fungicida ni agrotóxico. Debido a su agresivo sistema de enraizamiento se debe tomar la precaución de plantarlos, al menos 5 metros alejados de construcciones o del pavimento. Por tratarse de una hierba, el ombú es fácil de trasplantar.

Plantación: Requiere pleno sol, suelo fértil, neutro, preferentemente húmedo o irrigado en el primer año. Es de crecimiento rápido; al plantarlo, para que despliegue bien sus raíces hay que asegurarse de que el pozo sea lo bastante grande. Conviene plantarlo a más de 10 m de otros árboles para que se desarrolle adecuadamente.

El Timbó

Es un árbol corpulento caducifolio, de hasta 25-30 m. de altura, alcanzando un diámetro de 2m., aunque se han registrado ejemplares con un diámetro mucho mayor. Copa ancha y semiesférica. El fruto es una legumbre subleñosa, de superficie lisa y de color pardo oscuro cuando madura; de forma circular incompleta, a su aspecto debe el nombre, con el que también se le conoce, de "oreja de negro". En su interior se encuentra una doble hilera de 5 a 7 semillas, de forma oval y lisas que se propaga por semillas y estacas. Los frutos son muy livianos y flotan muy bien, lo que ha facilitado la diseminación a lo largo de los grandes ríos de su área natural. Recolectar tan pronto las semillas maduran, porque es susceptible al ataque de gorgojos.
Propagación: Se puede reproducir por semillas. Después de terminada la dormición se deben escarificar. Algunos viveristas lo hacen usando ácido sulfúrico, pero también se pueden colocar en agua caliente y dejar en remojo unas 12 horas. Germinan en 10 a 12 días. Pasados 4 meses protegidos y a media sombra, pueden ser plantadas en el lugar definitivo.

Plantación: Requiere pleno sol, suelo fértil, neutro, preferentemente húmedo o irrigado en el primer año. Es de crecimiento rápido; al plantarlo, para que despliegue bien sus raíces hay que asegurarse de que el pozo sea lo bastante grande. Conviene plantarlo a más de 10 m de otros árboles para que se desarrolle adecuadamente.

En Esteban Echeverría, la Reserva natural Laguna de Rocha presenta nueve ecosistemas diferentes, posee más de 160 especies de aves, pastizales y gran cantidad de lagunas concadenadas. Allí se realiza la tradicional fiesta de la Pachamama donde se procede a plantar en el lugar diferentes especies nativas contribuyendo no sólo a la educación ambiental del municipio sino a la propagación de especies autóctonas sobre otras, colaborando con la producción de oxígeno, purificando el aire, formando suelos fértiles y evitando su erosión, manteniendo los ríos limpios, sirviendo de refugio para la fauna del lugar, reduciendo la temperatura del suelo y regenerando sus nutrientes, entre tantos otros beneficios.

Escrito por Sabrina Amén , alumna del curso en Participación Ambiental y Energías Renovables


.


Compartir


Galería de Imágenes



Otras novedades

Jardines verticales, una solución de adaptación al cambio climático

El efecto “isla de calor” que se está generando en las grandes ciudades a consecuencia del calentamiento global puede verse reducido mediante la instalación de jardines verticales en las fachadas de los edificios, los cuales, además, disminuyen la polución del aire.

Leer más
Construyen termotanques solares caseros, con fines solidarios

Botellas, envases tetrabrik y latas, entre otros insumos de plomería, forman parte de la materia prima necesaria para que un grupo de emprendedores solidarios fabriquen termotanques solares caseros para familias de bajos recursos.

Leer más
Primera embarcación solar de Argentina

Pensado, desarrollado y construido para ser impulsado exclusivamente por un motor eléctrico abastecido de energía por módulos fotovoltaicos (paneles solares).

Leer más

Información de contacto


Belgrano 594 (Piso 2º D), Barrio Guëmes Cordoba, CP 5000

Lunes a viernes de 8:30 a 18:30hs.

info@greentecher.com

+54 3517420446